Regeneración: Un camino de adentro hacia afuera

Regeneración: Un camino de adentro hacia afuera

Por Carolina Muñoz, Directora Ejecutiva de Chile Regenerativo.

Como todos los años, entre abril y mayo hemos conmemorado el Día de la Tierra, el Día Internacional de la Diversidad Biológica, el Día de las Abejas, el Día Nacional del Reciclaje, y tantos otros más que nos invitan a tomar conciencia de la necesidad de cuidar el planeta donde vivimos.


Llevamos años conmemorando efemérides ambientales y sumando más días especiales al calendario, esperando que con esas campañas en redes sociales, nuestros hábitos, la política pública y las prácticas empresariales, por fin se van a transformar para ver el cambio que necesitamos.

Paradójicamente, este mes, el 15 de mayo, se cumplió el día del sobregiro ecológico en Chile; un hito que marca el momento en que el consumo y la generación de residuos exceden la capacidad de regeneración de los ecosistemas. En otras palabras, estamos viviendo fuera de los límites naturales, en un desbalance crítico que ya está afectando profundamente la calidad de vida de todas las especies con las que compartimos el planeta.

Claramente la estrategia no está funcionando. ¿Qué pasa, que a pesar de que tenemos efemérides ambientales casi a diario para tomar conciencia, seguimos haciendo lo mismo? ¿Qué pasa, que a pesar de que la ciencia nos grita hace décadas las consecuencias de esta inacción, seguimos sin cambiar de rumbo? ¿Qué pasa, que a pesar de que existen organismos internacionales, acuerdos y tratados pomposos, y que tenemos ministerios que nos regulan, el sistema no se transforma? ¿Qué pasa, que a pesar de todo lo que sabemos, seguimos sin hacer nada?

Quizás, lo que nos está faltando son las capacidades internas para hacer frente a nuestro entorno y los desafíos de un mundo cada vez más complejo; y es precisamente ahí donde necesitamos poner el foco y la atención.

Iniciativas como los Inner Development Goals nos plantean que para seguir co-evolucionando, es necesario cultivar un profundo sentido de responsabilidad y compromiso, con valores y propósitos relacionados al bien de todas las especies, y en base a una comprensión más adecuada de la naturaleza y la nueva realidad emergente.

A su vez, el desarrollo regenerativo también nos plantea un camino donde se vuelve a unir la salud y armonía personal con la de los ecosistemas naturales y sociales. La regeneración se basa en un profundo y consciente trabajo de autoconocimiento, que nos permite finalmente comprender que como seres humanos, no estamos separados de la naturaleza ni por sobre ninguna otra expresión de vida, sino que somos una especie más en la inmensa red de interconexiones que emergen de la evolución.

No es un camino fácil ni tampoco la panacea mundial para solucionar todos nuestros desafíos. No es una solución tipo “one size fits all”, de la que sale un check list y una certificación, que asegure que con un par de acciones y campañas publicitarias ya somos regenerativos. No es un cambio que implique seguir acelerando ciertas transformaciones que operan bajo una misma lógica, sino que es un cambio estructural, un cambio de era.

Desde Chile Regenerativo creemos que la regeneración es una nueva forma de ver el mundo, y una invitación a mirarnos constantemente desde adentro hacia afuera y viceversa. Es un proceso en múltiples dimensiones, continuo y complejo, como la vida misma, pero lo interesante, es que alberga muchas de las respuestas que hoy nos están faltando.

 

Compartir contenido:

Otros contenidos
del blog

Emerge un Chile colaborativo

El pasado martes 19 de marzo fuimos invitados Emerge Chile, un encuentro con más de 300 líderes de diferentes sectores, reunidos para dialogar de manera participativa, inclusiva e integral.